Blog>Trucos para que tu hijo aprenda a vestirse solo

Trucos para que tu hijo aprenda a vestirse solo

Trucos para que tu hijo aprenda a vestirse solo

Entre los 2 y 3 años muchos pequeños empiezan con pequeños intentos de abrochar los botones de su camisa o quitarse los pantalones una y otra vez, si es así, ármate de paciencia porque tu hijo está ensayando para vestirse bien sin tu ayuda y esto le hace pensar que ya es “un niño mayor”.

Al principio los intentos no irán más allá de quitarse las medias o ponerse el abrigo, pero poco a poco ellos irán aprendiendo a vestirse solos. Para esto y para evitarte un dolor de cabeza, existen trucos que te pueden ayudar a hacerlo más llevadero.

Comienza cuanto antes

Empieza cuando el pequeño tome la iniciativa, posiblemente te lo indicará cuando intente realizar la tarea solo.

Empieza por lo más sencillo

En este caso quitarse la ropa, para ellos será más sencillo que ponérsela. Incentívalo por ejemplo a quitarse las medias antes de la ducha.

Establece los momentos

Explícale en que momento deberás vestirlo tú y en cuáles podrá hacerlo él ya que no siempre hay tiempo para dejarlo ensayar.

Cómprale ropa fácil de poner

Opta por zapatos con velcro, medias que no tengan talón, y prendas con cintura elástica para que tu hijo no se desanime cuando no lo logre.

Felicítalo cuando lo haga bien

Elogiar sus logros por pequeños que sean le darán la motivación para seguir intentándolo.

Déjalo elegir

Ofrécele 2 o 3 prendas para que le des la autonomía de elegir que quiere ponerse.

Haz un dibujo en el interior de sus zapatos

De esta manera el aprenderá que si los zapatos están bien colocados el dibujo formará por ejemplo una carita feliz.

Inventa canciones con las prendas de vestir

Esto le dará pistas sobre la mejor manera de colocarse cada una de ellas.

Vestir a los muñecos

Les ayudará como refuerzo para su aprendizaje y autoestima.

Vístete al mismo tiempo

Los niños imitan lo que ven, así que vestirte al mismo tiempo te permitirá enseñarle cómo hacerlo de la manera correcta.

No termines por él

Sabemos que, ante la demora, prefieres terminar tú, pero lo único que lograrás es que se desmotive y tarde más tiempo en aprender.

Es un proceso que toma tiempo, pero verás lo divertido que resulta para ellos cuando van aprendiendo y sienten que pueden hacerlo solos. Solo ten paciencia y sigue estos trucos.

¿Tienes un truco propio? Compártelo con nosotros y más mamás que lo necesitan.

Dejar un comentario